I

Día de Navidad. Mamá se lo toma muy en serio en el sentido religioso; yo lo veo todo como una excusa agradable para que la familia se reúna. Este año lo haremos en la casa familiar, donde normalmente vivimos J, Tito y yo.

P. llegó hace ya casi un mes. Se quedará en la ciudad hasta que nazca su segundo hijo. U y M, su mujer y el niño que ya tienen, llegarán el día de Reyes. Tengo ganas de conocer al pequeño y levantarlo en brazos, de hablarle y de jugar con él. No hace mucho que anda; hace menos todavía que empezó a decir las primeras palabras y en su vocabulario se  entremezclarán términos del inglés, del español y del esloveno. Durante los meses que viva aquí, incluso escuchará el catalán. Por muy lioso que pueda parecer en un principio, seguro que le vendrá muy bien aprender cuatro lenguas. A mí me parece realmente un privilegio.

M acudió a la cena de Nochebuena más bien desencajada, después de haber pasado unos días con fiebre y trastornos gástricos. No quiso ingerir más que arroz blanco, pan tostado y bebidas isotónicas.

Mamá está radiante al vernos a todos juntos alrededor de una mesa preparada con mimo para la ocasión.

Anuncios
Published in: on mayo 17, 2010 at 8:32 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://herbario.wordpress.com/2010/05/17/i-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: