Gracias

Una circunstancia esperada, la finalización de mi contrato en la empresa donde trabajaba, me ha dejado de nuevo en el paro y me ha puesto en la búsqueda incansable de un nuevo trabajo. Sabía que podía pasar; lo que no esperaba, de ningún modo, fueron las palabras que me dijo mi jefa llegado el momento, habiendo pensado que el único motivo era el vencimiento del valor de una firma y unos servicios. Pues no. Parece que haya personas a quienes les gusta hacer daño. No me bastaba con haber trabajado como una esclava durante todos estos meses como lo que yo creía que estaba bien, siempre con una sonrisa y con disponibilidad y dedicación, para que aún encima me dijese que no sirvo para ello, que soy seca y no sé tratar con la gente, cuando sinceramente pensaba que la atención al cliente, mi paciencia y mi carácter suave y paciente eran mi mejor baza al respecto. Y todavía añadió, la mala pécora, que seguro que mis compañeros lo sentirían mucho porque había notado siempre muy buena química entre ellos y yo; no se puede ser más cruel. Mi reacción fue mesurada y elegante, lo cual a ella la dejó descolocada. Y, como no hay mal que por bien no venga, me voy de allí sabiendo que encontraré un trabajo mucho mejor.

Anuncios
Published in: on mayo 18, 2010 at 11:47 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://herbario.wordpress.com/2010/05/18/gracias/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: